Archivos para la categoría: Nietzsche

1187005_497292153693737_1578338782_n[1]25 de Agosto de 1900.
Muere Nietzsche.

El 25 de agosto de 1900 fallecía en Weimar después de contraer neumonía Friedrich Wilhelm Nietzsche, filósofo, poeta, músico y filólogo alemán, considerado uno de los pensadores modernos más influyentes del siglo XIX. Realizó una crítica exhaustiva de la cultura, la religión y la filosofía occidental, mediante la deconstrucción de los conceptos que las integran. Este trabajo afectó profundamente a generaciones posteriores de teólogos, filósofos, sociólogos, psicólogos, poetas, novelistas y dramaturgos.
Nietzsche sostenía que las creencias en Dios, la Moral y la Metafísica se han revelado inconsistentes. “Dios ha muerto”, decía Nietzsche. La concepción según la cual el mundo tiene un orden y sentido ha sido superada. El bien y el mal son lo que nosotros hacemos que sean, pero nosotros estamos “más allá del bien y del mal”.
Si bien hay quienes sostienen que la característica definitoria de Nietzsche no es tanto la temática que trataba sino el estilo y la sutileza con que lo hacía, fue un autor que introdujo, como ningún otro, una cosmovisión que ha reorganizado el pensamiento del siglo XX. Su influencia fue particularmente notoria en los filósofos existencialistas, críticos, fenomenológicos, postestructuralistas y postmodernos.

Anuncios

300034_164916206916978_7782691_n[1]

El cineasta húngaro Béla Tarr firma una de las películas más duras, portentosas, arriesgadas y convenientes de lo que llevamos del siglo XXI.

‘El caballo de Turín’ es una hermosa e impecable lección nietzscheana

.¿Cómo es posible que alguien considere como una revelación lo que no es más que su propia opinión sobre las cosas? Pues éste es el problema del origen de las religiones: que siempre ha habido un individuo en el que podía darse este fenómeno.
La primera condición es que creyera previamente en las revelaciones. Un buen día, le asalta de pronto una nueva idea, su idea, y lo que tiene de embriagador toda gran hipótesis personal que afecte a la existencia y al mundo entero, penetra con tanta fuerza en su conciencia, que no se atreve a pensar que él es el creador de semejante beatitud, y atribuye la causa y el origen de su pensamiento a su Dios, a una revelación de ese Dios. …

¿Cómo va a ser un hombre el causante de una felicidad tan enorme? Se pregunta con una duda pesimista. Pero hay, además, otros impulsos que actúan en  secreto: por ejemplo, se refuerza ante sí una opinión sintiéndola como revelación, borra su carácter hipotético, la sustrae a la crítica, a la duda incluso, la hace sagrada.
Friedrich Nietzsche. Aurora .

El cristianismo nació para dar al corazón un alivio; pero luego necesita primeramente abrumar el corazón para poder enseguida consolarle. (Humano, demasiado humano)

He salido de la casa de los eruditos y he dado un portazo al salir. Demasiado tiempo estuvo sentada a su mesa mi alma hambrienta: no he sido entrenado, como ellos. a cascar el conocimiento como quien casca nueces. Amo la libertad y el aire sobre la tierra fresca: prefiero dormir sobre pieles de buey que sobre las dignidades y las respetabilidades de los eruditos. Soy demasiado ardiente y estoy dem…asiado quemado por mis propios pensamientos: con frecuencia me dejan sin respiración. Entonces tengo que salir al aire libre, lejos de los cuartos llenos de polvo. Ellos, en cambio, se sientan fríamente entre las sombras frías:  quieren ser meros espectadores de todo y se cuidan muy bien de sentarse donde el sol queme los escalones… Cuando se las dan de sabios, sus pequeños dichos y verdades me hacen estremecer: su sabiduría despide con frecuencia hedor a ciénaga… Son hábiles y tienen dedos astutos: ¿qué es mi simplicidad en comparación con su diversidad? Sus dedos entienden a la perfección de hilar, tejer y anudar: ¡así tejen los calcetines del espíritu! Se vigilan el uno al otro con ojo agudo y no confían como podrían el uno en el otro. Son hábiles para inventar pequeñas astucias y esperan al acecho a aquellos cuya voluntad renguea, esperan al acecho como arañas… También saben cómo jugar con dados cargados; y los he visto jugando con tanto ardor que hasta sudaban. Somos extraños el uno para el otro, y sus virtudes se oponen más a mi gusto que sus falsedades y dados cargados. Y cuando vivía entre ellos, vivía por encima de ellos. Por eso se enojaron conmigo. No querían enterarse de que alguien caminaba por encima de sus cabezas; por eso colocaron madera y suciedad y basura entre sus cabezas y mis pies. Así ahogaron el sonido de mis paso; y, desde entonces, los más eruditos son los que peor me escuchan… Pero, a pesar de esto, camino con mis pensamientos por encima de sus Cabezas; y aunque caminase sobre mis propios errores, continuaría estando por encima de ellos y de sus cabezas. Porque los hombres no son iguales: así habla la justicia. ¡Y ellos no pueden desear lo que yo deseo! F Nietzsche .

Jonatan os manda este link para que os riáis un poco con Nietzsche..la risa es un sí a la vida

Y las notas estarán en un par de horas…calculo.

 

http://www.youtube.com/watch?v=i-ym2PEE500

Zaratustra no cree en frutos prohibidos………