http://www.levante-emv.com/opinion/2017/06/07/muerte-filosofia/1576991.html
Muerte a la filosofía
Rafael Vicente Ortiz 07.06.2017 | 04:15
Por fin ha llegado el momento de su defunción a esa materia peligrosa que envenena las mentes de nuestros estudiantes. Ya era hora de que nuestros gobernantes erradicasen ese mal que especialmente en educación, viene haciendo estragos desde la Grecia clásica. Los contemporáneos de Platón intuyeron muy bien la grave amenaza que suponía esa suerte de disciplina, pero erraron su estrategia. Pues, matando a Sócrates lo erigieron mártir para su causa.

Después de mucho tiempo hemos aprendido la lección: no, nada de mártires, hay que extirpar de raíz el tumor y hacer una filosoftomía radical. No queremos otros Sócrates que vengan a pervertir la mente de nuestros jóvenes, pero no hay que condenarles a beber cicuta, sino al ostracismo académico. ¡Que se enteren de una vez que no nos hacen ninguna falta! Nuestros alumnos, urdimbre de la ciudadanía de un futuro próximo, no tienen por qué esforzarse en pensar por sí mismos. Eso no es más que un caduco anhelo ilustrado, cosa de un romanticismo trasnochado, herencia, en todo caso, de un pasado superado por un nuevo paradigma.

Efectivamente, nuestros jóvenes han de aprender, ante todo, a ser emprendedores. Es decir, a manejarse bien en los negocios y a ser supervivientes en las posibles crisis económicas, a soportar los abusos de la banca, a combatir en el campo de batalla de las finanzas. Nuestros jóvenes deben aprender a ser eficaces en la construcción de puentes y en realizaciones de tecnología punta, especialmente, expertos en nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Pero, sobre todo, han de alcanzar el don de lenguas, porque han de estar preparados no solo para las exigentes transacciones de un mundo globalizado sino para emigrar a buscarse la vida si, como ocurre en nuestro país, eres científico en paro.
Quien no piense así no puede querer lo mejor para sus hijos. Querer que aprendan Filosofía es una locura o, peor aún, una irresponsabilidad. Hoy, pensar es una pérdida de tiempo, porque el ritmo que se nos impone no lo permite, es más, es un riesgo innecesario. Por eso, la Filosofía además de una locura y una irresponsabilidad es, ante todo, innecesaria. En el fondo, que la Filosofía estaba agonizando ya lo intuyeron los propios filósofos a comienzos del siglo pasado cuando, desde el positivismo lógico, empezaron a comprender que la metafísica, hasta entonces tenida como su parte más noble, la llamada engreídamente reina de las ciencias, había fenecido. Así pues, herido de muerte su corazón, desde entonces la Filosofía no ha hecho más que agonizar. Sin embargo, se le han venido administrando medios extraordinarios para impedir su exitus. ¡Ha llegado el momento, ante todo por misericordia hacia nuestros jóvenes, de practicarle la eutanasia!

¿Qué importa si, a corto plazo, la sociedad queda en manos de ciudadanos que no piensan? ¡Serán competentes y tendrán destrezas y habilidades en tantos otros ámbitos! ¿Para qué ha de pensar un ciudadano? ¡Si habitamos en la sociedad del conocimiento! Además, si hay que pensar, que lo hagan los políticos que para eso pagamos los contribuyentes. Es un hecho que para elegirlos no hay que pensar demasiado, sus discursos se apartan cada vez más de lo racional en favor de lo emotivo y la estrategia del marketing. La retórica sofistica hoy evidencia su eficacia frente a la argumentación socrática. Por otra parte, con ciudadanos no pensantes los gobernantes tampoco tienen que hacer excesivo alarde de maquiavelismo, por lo que el uso del pensamiento racional se hace estéril para gobernar. Así pues, no podemos saber muy bien cómo, quizá por alguna recóndita ley de inercia social, nuestros políticos han llegado a dictaminar que lo más conveniente es realizar una normativa educativa en la que la Filosofía figure enmarcada en una esquela. ¿Para qué haría falta saber Filosofía? Lo importante es que nuestros alumnos terminen hablando en muchas lenguas y sabiendo difundir lo que dicen al mundo entero a través de las TIC, aunque lo que comuniquen sea un sinsentido. Eso da lo mismo.

Sobre todo, es muy importante que el alumno esté abismado en el presente y cautivo en él, que no conozca en exceso su pasado ni se aliene en utopías de futuro. Conocer el pasado posibilita arraigar la identidad en una tradición, saberse envuelto en un flujo de pensamiento y reconocerse en él. Divisar horizontes utópicos implica atisbar futuros posibles y poner los medios para su realización. Sin embargo, no es aconsejable que las personas se reconozcan porque, de esa forma, el ciudadano es más difícil de manipular y moldear. Tampoco lo es que las personas divisen horizontes, pues lo aconsejable es que el ciudadano padezca miopía social ya que, con dicha afección, solo verá lo que le pongan a su alcance y no anhelará lo que no puede ver ni urdirá proyectos desestabilizantes para alcanzarlo.

Si está a favor de que la Filosofía sobreviva permanecerá indignado por lo que acaba de leer y se encontrará entre quienes yo me encuentro. Si, por el contrario, usted se encuentra entre quienes les gustaría asistir a su funeral, entonces, quizá se haya visto reflejado, aún a disgusto suyo, en un espejo. En más de un caso a pesar de su disgusto, sí, porque la imagen que este espejo refleja no es precisamente la de un talante progresista. Lo constatamos especialmente en la Comunitat Valenciana, pues las realizaciones de algunos políticos no terminan de comparecerse con lo que deberían ser sus principios y son sus declaraciones.
Hace ya tiempo que Jürgen Habermas dejó meridianamente claro que si la especie humana aspira sobrevivir debe satisfacer tres intereses, a saber: el interés técnico, que se preocupa por el dominio de la Naturaleza; el interés práctico, que requiere ordenar las relaciones humanas; y el interés emancipatorio, que expresa la necesidad de desenmascarar los poderes opresores. Según dicho filósofo, cada uno de estos intereses se satisface con un tipo de ciencia: el técnico, con las ciencias empírico-analíticas; el práctico, con las ciencias histórico- hermenéuticas; el emancipatorio, con las ciencias sociales-críticas. Pues bien, entre estas últimas se encuentra la Filosofía. No satisfacer este último interés, a tenor de lo que observa Habermas, supone que la humanidad queda inerme ante cualquier poder, explícito o implícito, que persigue oprimir, manipular o instrumentalizar al hombre, quedando comprometido el futuro humano. Si esto es cierto, certificar la muerte de la Filosofía en educación supone algo tan grave como poner en riesgo la humanidad del ser humano. Claro que esto no deja de ser el razonamiento de un filósofo.

default
https://psicologiaymente.net/neurociencias/diferencias-cerebrales-estudiantes-letras-ciencias#!

Es bastante frecuente en las facultades oír bromas sobre la incapacidad de los estudiantes de letras para desenvolverse con las operaciones matemáticas, o sobre la incompetencia de los ingenieros a la hora de entender la historia.

Son estereotipos sin demasiada base racional, pero parece que, en el fondo, pueden encerrar ciertas verdades.

Diferencias entre el cerebro “de letras” y el “de ciencias”
El investigador en neurociencias japonés Hikary Takeuchi y su equipo publicaron hace unas semanas un interesante estudio sobre las diferencias estructurales entre quienes estudian ciencias, comparándolos con aquellos que estudian humanidades.

Investigación
El trabajo del equipo nipón apunta a que existen varias diferencias notables entre los cerebros de estudiantes de carreras universitarias científicas y los cerebros de estudiantes del ámbito de las humanidades y las letras.

Los resultados mostraron que, mientras que los estudiantes de ciencia poseen mayor cantidad de materia gris en la corteza media prefrontal, los de humanidades reportaron una densidad mayor de la materia blanca que rodea el hipocampo derecho.

Esta información se pudo obtener examinando un total de 491 participantes, a través de un escaneo cerebral MRI. En la investigación se controlaron también diversas variables como la edad o el volumen del cerebro. Takeuchi explicó estos resultados enmarcándolos en la teoría clásica de Simon Baron-Cohen sobre la Sistematización de la Empatía.

Siguiendo este modelo, se ha sugerido que los sujetos que se sienten atraídos hacia sistemas impersonales son aquellos a los que tiende a gustar más el estudio de la ciencia. Por otro lado, aquellos que se sienten atraídos por las letras y las humanidades corresponden al tipo empático.

Los 491 participantes en la investigación fueron sometidos a exámenes neurofisiológicos y respondieron varios cuestionaros. Se examinaron sus funciones cognitivas, particularmente aquellas que se especulaba que están fuertemente vinculadas con el ámbito de estudio de cada uno, así como otras funciones cognitivas de control básico que se presumían poco relevantes para el ámbito de estudio.

De acuerdo con los datos facilitados, esta investigación supone la primera vez que se examinan las diferencias entre las estructuras cerebrales de los estudiantes según su campo de estudio. La hipótesis planteada de inicio, que sugería que efectivamente existían asimetrías, fue demostrada.

El cerebro del los de ciencias se asemeja al de una persona autista
El tipo cerebral de los estudiantes de ciencias fue reportado como parcialmente coincidente con el de las personas con condiciones propias del espectro autista: prefieren sistematizar los eventos, no es infrecuente observar alguna dificultad en el lenguaje, son menos empáticas y son menos hábiles a la hora de anticipar y prever los pensamientos y reacciones de los demás.

Los de letras tienen cerebros más enfocados a la empatía
En el otro bando, los estudiantes de letras y humanidades se relacionaron con un perfil de habilidades más vinculado a la empatía, esto es, fueron más capaces de identificarse con otros sujetos, comprenderlos y solidarizarse con ellos. Sin embargo, un buen número de estos estudiantes exhibieron dificultades en habilidades como el reconocimiento espacial.

La clave podría estar en el nivel de testosterona
En la investigación también se observaron factores como la presencia mayor o menor de testosterona fetal, y se concluyó que esta variable jugaba un papel importante en el desarrollo del hipocampo, marcando la diferencia entre ambos grupos de estudiantes.

No cabe duda de que esta investigación, pionera en el análisis de las diferencias cerebrales entre estudiantes, será el primero de muchos que intentarán explicar las diferencias en la estructura cerebral de cada profesión.
Referencias bibliográficas:

textos nietzsche y freud

Fecha entrega máxima: día del examen

He dado a entender de qué modo fascinaba Sócrates
Trabajo voluntario. Entrega: día del examen

CHOCOLATE, Joanne Harris

Sinopsis: El chocolate es algo más que un placer para los sentidos. Saboreándolo las penas se hacen más llevaderas, los secretos menos íntimos, los sueños más reales. Por eso el cura Francis Reynaud, la llegada a Lansquenet-sur-Tannes de Vianne Rocher, una singular mujer que decide montar una chocolatería, no puede ser sino el primer paso para caer en la tentación y el pecado. Y frente a él, la joven Vianne solo puede apelar a la alegría de vivir de las gentes de Lansquenet
Sobre la autora: Joanne Harris, nacida en Yorkshire en 1964, de madre francesa y padre inglés, se ha sentido siempre parte de dos culturas. Estudio en St. Catherine’s College de Cambridge. Durante su solitaria niñez aprendió a dejar volar su imaginación a través de los libros y de las historias que inventaba. Tras infructuosos intentos de triunfar como bajista de jazz y contable, decidió seguir la tradición familiar- su padre, su madre y su abuelo eran profesora- y dedicarse a la enseñanza. Tras el éxito de su novela Chocolat, adaptada posteriormente al cine, emplea todo su tiempo en escribir. Sus siguientes obras, entre las que cabe destacar Vino mágico, Cinco cuartos de naranja y La abadía de los acróbatas, la han consolidado como un fenómeno literario.

ACTIVIDADES

En el pequeño (y conservador) pueblo francés de Lansquenet-sur-Tannes soplan vientos de cambio que arrastran consigo un seductor aroma capaz de evocar tierras lejanas y exóticas. La dulce fragancia recorre las calles, penetrando en los humildes hogares de sus vecinos quienes, incapaces de resistirse, buscan el origen hasta encontrarse frente al escaparate de la chocolatería recientemente inaugurada. Un negocio atípico dentro de aquella comunidad, acostumbrada a la privación y, sobre todo, al castigo. La propietaria advierte la presencia. Su sonrisa es una invitación que no necesita ser pronunciada para vencer la reticencia inicial y entrar. Al cruzar el umbral son recibidos con una taza de chocolate caliente que consigue hacer desparecer el frio del cuerpo, así como un inmenso vacío del alma que desconocían hasta que Vianne Rocher nos ofreció aquel refugio elaborado con cacao.
«Chocolat» es una fábula gastronómica sobre la felicidad a través de los pequeños detalles, una oda al amargo fruto que endulza nuestras vidas, proporcionándonos un placer tan intenso como efímero.
La autora evoca la magia tras los gestos más sencillos y, aparentemente, fútiles, así como el efecto que son capaces de obrar en las personas. Una caricia, un bombón, una palabra amable, un trozo de tarta de chocolate, una sonrisa, una humeante taza de cacao, un poema… Por esta razón Francis Reynaud, párroco de Lansquenet, rechaza la presencia de Vianne Rocher y su negocio. El cristianismo asocia el origen del pecado con la comida. En aquella ocasión, la tentación procedió de una simple manzana, ahora Reynaud debe enfrentarse a un alimento empleado antiguamente en ceremonias paganas para adorar a falsos dioses. La gula convertida en un culto en el que, poco a poco, sucumben sus feligreses.
1_ Explica a través de la obra de Nietzsche cómo la religión cristiana ha huido de lo sensible, irracional, instintivo, del placer en suma, lo ha reprimido y ha generado humanos insatisfechos y angustiados. Comparara esta explicación de Nietzsche con los pensamientos de Freud respecto a la represión de instintos y deseos.

Precisamente, «Chocolat» denuncia la intolerancia social. Los sermones dominicales del padre Reynaud transmiten a la comunidad un mensaje la obligación de mantener las buenas costumbres que siempre la han regido para preservarla ante amenazas externas, como los gitanos. Es entonces cuando comprendemos que la rivalidad establecida entre ambos es consecuencia de los celos del primero hacia la segunda, porque la apatía, incluso el desprecio, hacia sus parroquianos explica la desazón ante los cambios que se están produciendo desde la llegada de Rocher. Obsérvese el rechazo hacia Serget Mustac, quien maltrata constantemente a su esposa, Josephine, pero él consiente (y justifica) amparándose en el sacramento del matrimonio. O la negativa de aceptar que los animales tengan alma, cuando sabe que le proporcionaría un consuelo a Guillaume Bierot tras conocer la enfermedad incurable de su mascota. Por el contrario, Vianne Rocher no realiza juicios de valor y permite la entrada en su particular santuario a todo el mundo, sabiendo que necesita cada persona solo con observarla y proporcionándoselo envuelto en brillante celofán y vistosos lazos de colores.
2- Encuentra en la novela alguno de los sermones del párroco y coméntalo para ilustrar tu respuesta a la pregunta 1

Curiosamente, las diferencias existentes entre ambos personajes : Guillaume Bierot y Vianne Rocher se complementan. De ahí que la narración en primera persona se intercale entre Francis Reynaud y Vianne Rocher a fin de equilibrar el tono de la novela. Este contraste de las percepciones viabiliza un tratamiento múltiple de la historia, sin incurrir en prejuicios y conservando la objetividad durante todo el relato. Es cierto que experimentamos un mayor aprecio por algunos personajes, aunque todos poseen una imperfección atractiva que los convierte en personas reales y cercanas a cualquiera de nosotros.
3- Resume cuál es la perspectiva vital de cada uno de ellos así como su interpretación de la vida.

4-Lee el fragmento y responde:
«La panadería se abrió ayer. Pero no es una panadería. Cuando me desperté ayer, a las seis de la mañana, ya habían retirado la tela de protección que la cubría, estaban colocados el toldo y los postigos y levantada la persiana arrollable del escaparate. Lo que antes era un caserón corriente y más bien destartalado, como tantos otros de por aquí, se había convertido en una especie de tarta roja y dorada que se recortaba sobre el deslumbrante fondo blanco. En los maceteros de las ventanas hay rutilantes geranios rojos y en torno a las barandillas se retuercen guirnaldas de papel crespón. Y coronándolo todo, un letrero de madera de roble en el que aparece el nombre de la tienda trazado con letra inglesa: La Céleste Praline. Chocolaterie Artisanale»
Relaciona el aspecto de este escaparate de chocolatería, con el nuevo modelo de vida que presenta Vivianne. Y relaciónalo con el que acostumbra a presentar el párroco. Describe ese mundo del párroco.

5_ A partir de este fragmento de la obra, haz una comparación entre las religiones aztecas y mayas con la cristiana. Relaciónalo con el análisis que Nietzsche hace del cristianismo, comparado con la religión de la Grecia clásica
«La mezcla de perfumes del chocolate, la vainilla, el cobre caliente y el cinamomo provoca mareo, está cargada de sugestiones, transmite ese deje duro y terrenal de las Américas, el aroma caliente y resinoso del bosque tropical. A través de él viajo ahora, como hicieran en otros tiempos los aztecas con sus inquietantes rituales: México, Venezuela, Colombia. La corte de Moctezuma. Cortés y Colón. El alimento de los dioses, burbujeante y espumoso, servido en tazones ceremoniales. El amargo elixir de la vida»

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Así son los universitarios de hoy y los profesionales del futuro
Espero no ver ningún alumno del IES Sedaví así vestido
QUEDA MUCHO TRABAJO POR HACER

“Fisio por vocación porque me gusta la palpación” [Fisioterapia]
“Si te pillo te cepillo” [Odontología]
“Dame una señal y te lo como todo” [Teleco]
“Médico de buena fama, mejor aún en la cama” [Medicina]
Retrato_1016008398_6917074_660x602

Una de las camisetas machistas de esta temporada se ha hecho viral en redes sociales. El tweet más compartido ya ha sido borrado pero la foto sigue compartiéndose: “Hoy follo, mañana a juicio”. La cultura de la violación normalizada entre la juventud. La foto de tres universitarios con la camiseta se ha movido tanto en redes que los estudiantes han tenido que cerrar sus cuentas de Facebook e instagram para huir del linchamiento. En la foto original de Instagram se podían ver los rostros de los cuatro ‘poetas’, los tres futuros abogados y el fisioterapeuta de la camisa azul: “Fisio por vocación porque me gusta la palpación”.
http://www.vozpopuli.com/memesis/paellas-universitarias-camisetas-machistas_0_1015998429.html

una societat on no mires malament el sexepdf
una societat..

Lee el texto, haz un resumen del mismo y da tu opinión argumentada, teniendo en cuenta el bloque de diferencias entre culturas

filósofos sospecha

MARX/ FREUD Y NIETZSCHE