http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-miss-escaparate-avance/1706099/

Esta situación que se viene observando desde los inicios de la publicidad no ha variado. Si es cierto que cambia el modo de emitir el mensaje, desde lo más agresivo claro y obvio, a lo más sutil y sofisticado. Pero el fondo es el mimo: la mujer se sigue ofreciendo como un objeto sexual, de deseo, como un ser inferior al servicio del hombre cuyo valor reside en la belleza, la provocación y el servicio que esta puede ofrecer al hombre. Se muestra de manera explícita como una mercancía, tanto en la publicidad como en la música, en el cine, en cualquier ámbito público.

España de la postguerra. Mujer en casa, cuidando de la cocina y de los hijos. Bella, seductora. Se valora su rol femenino, tanto en su aspecto físico como en la función debe desempeñar por el hehco de ser mujer.

El rol de la mujer en la familia ha evolucionado, pero la imagen de la misma como objeto de deseo sexual, bella y seductora permanece inalterado. En resumen: la mujer se muestra como un objeto sexual , incluso de un modo más agresivo y marcado. Se genera un estereotipo de mujer que produce una expectativas en la real que se vuelven irreales y sexistas.

nueva-carpeta139

Anuncios