René fue un filósofo, matemático y físico francés, considerado como el padre de la geometría analítica y de la filosofía moderna, así como uno de los nombres más destacados de la revolución científica.
Conocerás sin duda su famosa frase: Pienso , luego existo.
Pero hay otras también muy famosas e interesantes como el texto del inicio de su Discurso del Método
El buen sentido es la cosa mejor repartida del mundo, pues cada uno piensa estar tan bien provisto de él que aun los más difíciles de contentar en cualquier otra cosa no suelen desear más del que tienen. Al respecto no es verosímil que todos se equivoquen, sino que más bien esto testimonia que la capacidad de juzgar bien y de distinguir lo verdadero de lo falso, que es propiamente lo que se llama el buen sentido o la razón, es naturalmente igual en todos los hombres; y así la diversidad de nuestras opiniones no proviene de que unos sean más razonables que los otros, sino solamente de que conducimos nuestros pensamientos por distintas vías y no consideramos las mismas cosas.”descarga
Sugerencia de lectura: es un libro muy interesante que narra lo ocurrido desde su muerte a nuestros días. El misterio: sus huesos desaparecieron y peregrinaron por toda Europa, hasta acabar en Francia. Curiosamente su cráneo está hoy en Museo de Historia Natural de París junto a un Australopitecus.

Otra curiosidad
rene_descartes_coordonneesCartesiennes_hd
Descartes es el inventor de los ejes cartesianos que tanto has estudiado en matemáticas. Y se dice que en una de sus largas enfermedades. mientras contemplaba una mosca moverse por el techo, pensó la forma de saber con precisión dónde se encontraba en cada instante.

Otra sugerencia de lectura

El investigador alemán Theodor Ebert ha recogido evidencia documental para cambiar la versión oficial de la muerte del filósofo René Descartes, cuya causa fue registrada como neumonía el 11 de febrero de 1650 en Suecia. El material ya decodificado conduce a concluir que el escritor fue víctima de  un envenenamiento al serle suministrada una hostia envenenada con arsénico durante la comunión. François Viogué, el cura, se había asignado la misión de convertir a la reina Cristian de Suecia al catolicismo, por lo que Descartes era un obstáculo.

31Ul26BiBZL._SY344_BO1,204,203,200_
Y por último un toque de humor…eso sí…solo si sabes francés comprenderás el primero.
je-pense-donc-je-suis-je-depense-donc-je-suis-descartes-de-credit
descarga

Anuncios